“NADIE SABE PARA QUIÉN TRABAJA”. Refrán popular.
277
post-template-default,single,single-post,postid-277,single-format-standard,bridge-core-2.3.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

“NADIE SABE PARA QUIÉN TRABAJA”. Refrán popular.

El deporte en Guatemala tuvo su despegue en el gobierno del Dr. Juan José Arévalo Bermejo. En el año 1950 se organizaron en nuestro país los VI Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, lo que permitió la construcción de la ciudad deportiva (hasta la fecha la mejor y más grande de Centroamérica), la contratación de entrenadores extranjeros y el apoyo a los atletas nacionales. Todo ello se vio reflejado en los resultados obtenidos en dichas justas, los cuales nunca han sido superados.

A partir de la contra revolución (1954) el deporte pasó a vivir una época de total abandono, la cual duró largos 30 años (si alguien lo duda, lo invito a revisar los resultados internacionales de Guatemala en los distintos juegos del ciclo olímpico). Los únicos logros se dieron gracias a atletas excepcionales y en algunos deportes profesionales como el fútbol y ciclismo.

Luego de varios gobiernos, la mayoría militares, en el año 1984 se inicia el proceso para el retorno a la vida democrática, con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente. Justamente en éste período de la historia, cuando la mayoría de los actuales dirigentes no habían nacido o bien ni soñaban con llegar a los cargos dirigenciales, un apasionado y soñador ciudadano de nombre MARIO ROLANDO CASTRO DE LEÓN, tuvo la genialidad, el tesón y la capacidad para promover en el texto constitucional 2 artículos:
• El 91: El cual establece una asignación presupuestaria privativa para el deporte federado, la Educación Física y la Recreación, no menor al 3% de los ingresos ordinarios del Estado, lo cual hoy en día equivale a más de 1,000 millones de quetzales anuales (aproximadamente 153 millones de dólares), los cuales se distribuyen en 4 instituciones (2 de ellas autónomas).
• El 92: Que garantiza la Autonomía del deporte federado, a través de sus órganos rectores, CDAG y COG. Cabe mencionar que Guatemala es el único país en el mundo donde la autonomía del deporte tiene rango constitucional.

El 31 de mayo del año 1985 fue promulgada la actual Constitución Política de la República de Guatemala; es decir, que desde hace 34 años el deporte escolar, el federado (que incluye el alto rendimiento) y la recreación han recibido el respectivo aporte constitucional, lo cual equivale aproximadamente a 15 mil millones de quetzales (2,000 millones de dólares).

Cito lo anterior porque hoy es una fecha muy importante para toda la dirigencia deportiva nacional, en la cual se debería rendir un merecido tributo al Señor MARIO ROLANDO CASTRO DE LEÓN, ya que gracias a su esfuerzo el deporte nacional goza de un robusto presupuesto y la CDAG tiene autonomía constitucional que le permite elegir a sus autoridades, administrar los recursos y definir la política deportiva.

Tristemente, MARIO ROLANDO CASTRO DE LEÓN falleció hace 5 meses y, como algo digno para Ripley, en lugar de agradecimientos, se llevó a la tumba el dolor que una abyecta y nefasta “dirigencia deportiva” lo expulsó en forma arbitraria e ilegal del deporte. “Cosas veredes, amigo Sancho”. La moraleja de la historia es que “nadie sabe para quién trabaja”. Tuve el honor de ser su amigo, por eso estoy seguro que dónde se encuentre, Rolando estará feliz de saber que su legado perdura (aunque aún muerto muchos se nieguen a reconocerlo). Flores sobre su tumba!

Compartir:
1 Comment
  • Ángel Alonso
    Posted at 01:52h, 22 agosto Responder

    Debería tener un reconocimiento por parte de todo el deporte….debemos conocer de dónde venimos u porque estamos donde estamos.

Deja un Comentario