EL ASESINATO DE LAS HERMANAS ALISON Y CRISTEL:
587
post-template-default,single,single-post,postid-587,single-format-standard,bridge-core-2.3.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

EL ASESINATO DE LAS HERMANAS ALISON Y CRISTEL:

El 26 de mayo del presente año, se reportó la desaparición de las hermanas Alison Mishell  y Cristel Eleana Mateo Salazar, adolescentes de 16 y 15 años respectivamente, quienes fueron vistas por última vez, en el barrio “el incienso” ubicado en la zona 7, de la ciudad de Guatemala, lugar donde habitaban.

El cuerpo de Alison Mishell fue localizado el 14 de octubre y, 3 días después, el de su hermana Cristel Eleana, en otra zona de la ciudad.   El relato de la madre, cuando le enseñaron el cuerpo de su hija mayor fue:  “Estaba atada de pies y manos, con sogas en el cuello, me dijeron que fue estrangulada”.

Lo anterior constituye motivo de estupor e indignación porque se trata de 2 mujeres adolescentes; sin embargo, también se agrega el hecho que ambas eran deportistas.   En efecto, tanto Alison como Cristel, integraban el equipo de Softbol “Huracanes Valle Azul”.   Sus compañeras recordaron que Alison jugaba en la posición de pitcher, cátcher y short stop, incluso fue líder de bateo.   Por su parte Cristel jugaba como pitcher y tercera base, fue líder de bases robadas y guante de oro como mejor tercera.   Todas sus amigas las recuerdan como “aplicadas, alegres e identificadas con el grupo”.

De acuerdo a la investigación de análisis de crimen organizado, publicado por la organización “InSight Crime”, sobre el balance de homicidios en la capitales de América Latina, en el año 2019, Guatemala ocupa un deshonroso tercer lugar, con un registro de 42,5 homicidios por cada 100,000 habitantes, lo cual sin duda ha generado una “cultura de violencia”, razón por la cual noticias como la de las hermanas Mateo Salazar, ya no inmutan ni sorprenden a la población.  Simplemente es una cifra más y todo continúa igual.

Cuando me enteré del cobarde, cruel y vil asesinato de las hermanas Mateo Salazar, recordé “La divina comedia”,  escrita a principios del siglo XIV por el poeta italiano Dante Aliguiere, la cual es considerada una de las obras maestras de la literatura universal, en la cual se describen los castigos que reciben los pecadores.   El infierno, relata Dante, está dividido en nueve círculos, cada uno contenido dentro del otro y, a cada uno le corresponde un castigo de acuerdo al tipo de pecado.  El común denominador es que todos sienten la lejanía de Dios como el mayor castigo.

El poeta romano Virgilio es quien guía a Dante por los nueve círculos del infierno, estructurados según la gravedad del pecado, representados de la siguiente forma:  El primero es el limbo, el segundo la lujuria, el tercero la gula, el cuarto la avaricia, el quinto la ira y pereza, el sexto la herejía, el séptimo la violencia, el octavo el fraude y el noveno la traición.   Es importante enfatizar que el séptimo circulo, está dividido en tres niveles, siendo el primero el “anillo exterior”, donde se castiga a quienes aplicaron la violencia contra el prójimo (los asesinos y tiranos), quienes son hundidos en el río de sangre hirviente llamado Flegetonte, vigilados por los centauros armados de arcos y flechas.

La descripción hecha por Dante fue de tal trascendencia que, los humanos tenemos una imagen del infierno producto de su obra, más que por lo escrito en la Bíblia.   Así, quienes creemos que, además de la justicia terrenal, existe la justicia divina, tenemos la esperanza que quienes cometieron tan abominable hecho, cumplan las penas que corresponde.

Por este medio expreso mi total y enérgico repudio por los citados crímenes que han enlutado al deporte guatemalteco, especialmente al Softbol.  Envío mi más sentido pésame a su familia, compañeras de juego, dirigentes y entrenadores.  Finalmente, exijo a las autoridades correspondientes hacer el mayor esfuerzo por dar con los responsables, sobre quienes debe caer todo el peso de la ley.  ¡basta de impunidad e indiferencia!

Compartir:
1 Comment
  • José Antonio López Chirino
    Posted at 13:34h, 22 octubre Responder

    Conmovido, tamaña crueldad y ensañamiento con las jovenes atletas Mateo Salazar, es inconcebible que aún estos estados de violencia persistan en nuestras sociedades. Protesto ante tal circunstancia esperando que las autoridades se ocupen a resolver tan horrendo crimen perpetrado contra las jóvenes en comento.

Deja un Comentario