TEORÍA Y METODOLOGÍA DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO:
596
post-template-default,single,single-post,postid-596,single-format-standard,bridge-core-2.3.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

TEORÍA Y METODOLOGÍA DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO:

“Aquel que le guste la practica sin la teoría, es como el marino que navega barcos sin timón ni brújula y nunca sabe dónde anclar”.   Leonardo da Vinci.

En el pasado, la dirección del entrenamiento deportivo era una actividad esencialmente empírica. Los conocimientos se impartían sin ningún tipo de estudio, análisis o investigación.  Al retirarse un atleta destacado, sus laureles deportivos eran la mejor carta de presentación para constituirse en el nuevo “maestro”, quien enseñaba de acuerdo a su propia experiencia, con base al método de ensayo y error.

Por otra parte, los diferentes conflictos bélicos ocurridos durante el siglo pasado, repercutieron en el deporte, debido a que los ejércitos iniciaron el desarrollo de métodos y procesos, tendientes a mejorar el estado físico de sus combatientes, con el objeto que pudieran soportar la fatiga, en condiciones de extrema adversidad.  Esta iniciativa, sumada al crecimiento cuantitativo y cualitativo del deporte a nivel internacional, dio lugar al surgimiento de la “Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo”, lo cual vino a revolucionar la formación teórico-práctica de los entrenadores.

A partir de la década de 1950, especialmente en los Estados Unidos y lo que se conoció como “Europa del Este”, se promovió la investigación, planificación y sistematización de la actividad física, fundamentada en un proceso científico-pedagógico basado en los aspectos biológicos, fisiológicos y psicológicos de las sujetos sometidos a las diferentes cargas de entrenamiento.  Consecuentemente, en diversos centros de estudios superiores, se realizaron trabajos académicos que vinieron a enriquecer el conocimiento de los encargados de la enseñanza deportiva.  Gracias a la asesoría de países como la URSS y Bulgaria, Cuba fue el país Latino Americano que más avanzó en la capacitación científico-técnica de sus especialistas, cuyo fruto hemos visto reflejado en los éxitos alcanzados por sus atletas a nivel panamericano, mundial y olímpico.

Recientemente Erik León, destacado y reconocido entrenador cubano de Lucha Olímpica, de quien podemos mencionar como parte de extensa su hoja de vida, que es Licenciado en Cultura Física graduado del Instituto Superior de Cultura Física de la Habana, ex Comisionado Nacional, ex Entrenador de la selección nacional de Lucha Libre de Cuba y, desde hace varios años, asesor técnico de la Federación Argentina de Luchas, publicó en Facebook un valioso artículo sobre el “PRINCIPIO DE ACCESIBILIDAD” que, por su importancia, reproduzco a continuación:

“Uno de los principios más importantes a tener en cuenta en la planificación del entrenamiento deportivo es el de la ACCESIBILIDAD.   Como su nombre indica, es necesario tener en cuenta y conocer la real capacidad, nivel de desarrollo de los atletas con que contamos y categoría de los mismos (edades), en aras de aplicar las cargas y los niveles de intensidad que realmente ellos puedan asimilar. Este principio tiene una relación estrecha con el principio del aumento gradual y progresivo de las cargas de entrenamiento, no es posible tratar de que nuestros alumnos realicen ejercicios para lo cual aún su desarrollo físico no son aptos, por ejemplo, si vamos a realizar sentadillas o cuclillas con pesas, no podemos pedirle a nuestro atleta que lo haga con 120 kg de peso cuando su resultado máximo en ese momento no excede los 90 kg.

Igualmente con cualquier otro ejercicio, como por ejemplo en la ejecución de la técnica de lucha conocida como suples, no es posible orientarle a nuestros luchadores que lo ejecuten si no dominan aún la técnica del arqueo, imprescindible en la ejecución de este movimiento técnico. Estos ejemplos nos demuestran la importancia de conocer realmente cuan accesible son para nuestros deportistas los ejercicios que nos proponemos que realicen.

Para conocer el grado de desarrollo que poseen nuestros atletas contamos con las siguientes herramientas:   En caso de ser un grupo de atletas que viene trabajando con nosotros de tiempo atrás, la mejor herramienta para determinar con cual nivel de carga arrancamos en el macrociclo es el análisis del entrenamiento antecedente realizado, es decir el análisis del macrociclo anterior.   En el caso que sea un grupo nuevo, es necesario destinar las primeras dos semanas de entrenamiento para la realización de test pedagógicos que nos permitan evaluar el nivel de preparación física que poseen nuestros alumnos y también su maestría técnica y táctica, la realización de test de carácter fisiológico (en caso de ser posible), nos brindará una valiosa información que nos permitirá conocer el estado funcional de los deportistas.

La no observancia de este principio trae nefastas consecuencias al entrenamiento, pues constituye un factor desencadenante de lesiones indeseables que pueden tener graves consecuencias para la salud de los deportistas, tales como desviaciones de la columna vertebral, ruptura de músculos y/o ligamentos, arritmias cardiacas etc. y además la frustración de los deportistas que en ocasiones provoca que abandonen la práctica del deporte.

La realización periódica de test pedagógicos durante el proceso de entrenamiento, es de suma importancia, al permitirnos evaluar de manera sistemática el nivel de accesibilidad alcanzado por nuestros deportistas.  Recientemente circuló por internet el caso de un levantador de pesas ruso que sufrió lesiones graves en las piernas, al intentar levantar un peso para el cual su organismo aún no estaba preparado”.

Quienes estén interesados, pueden leer las publicaciones que hace periódicamente el amigo Erik León, a través de su perfil personal en Facebook.

Compartir:
1 Comment
  • Carlos Roberto Quintana Orozco
    Posted at 19:09h, 29 octubre Responder

    Un principio de gran importancia y relevancia , no solo para el desarrollo de resultados deportivos, si no también para la continuidad de la persona como un ente saludable en aspectos multilaterales.

    Felicidades.

Deja un Comentario